Antonio Hormigo

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Eivissa, Pep Tur, la directora del MACE, Elena Ruiz, y el artista Antonio Hormigo, han presentado esta mañana la nueva exposición del autor que se podrá visitar en la antesala de la sala de Plenos del Ayuntamiento de Eivissa, durante este año.

Se trata de una exposición conmemorativa que resume muy bien, a través de las ocho piezas seleccionadas, su trabajo realizado en madera, en la que podemos descubrir la esencia del autor que adivina, en la materia arbórea, formas posibles que
representen siempre un cuerpo.

La aventura creativa de Antonio Hormigo (San Antonio, Eivissa, 1933) tiene unas características muy personales. Para el artista, crear es hacer brotar no sólo la belleza de la materia sino una forma escondida.
Su manera de trabajar tiene como punto de partida una observación minuciosa de las ramas y troncos que utiliza para realizar las obras escultóricas. Descubre, respetando la forma original y caprichosa del árbol, qué se esconde dentro de la pieza y le da forma hasta desvelar el resultado.  Después pule la superficie de cada pieza hasta dejarla de tacto sedoso, sin ocultar los nervios, vetas, nudos y afectos; las texturas y los colores diferenciadores.
El escultor es símbolo artístico de la unión entre el hombre y la naturaleza y los análisis y explicaciones de las diferentes maderas autóctonas con las que trabaja, olivo, pino, sabina, algarrobo o enebro, son un perfecto catálogo de lo que es la naturaleza de la isla.

El concejal de Cultura, Pep Tur, dijo durante la presentación de la exposición que Antonio Hormigo 'es un artista que más allá de su propio mundo de creación mantiene un respeto por el material que utiliza.
Ha conseguido una comunión con su fuente de trabajo que lo hace único en el panorama del arte de la isla'.
El concejal ha animado a la ciudadanía a que se acerque a la exposición y que conozca, más de cerca, la obra de uno de los artistas fundamentales de la isla.

Para la directora del Museo de Arte Contemporáneo, Elena Ruiz, 'a menudo, la primera persona sorpresa de sus hallazgos posiblemente sea él mismo.
No puede partir de su voluntad creadora solo, como lo haría un ceramista que trabaja con el informe barro, sino que cuenta a priori con la madera madura y debe enfrentarse a ella como aliado o enemigo a batir. Y por eso cada obra tiene una historia, la de la lucha por desvelarse ante los ojos y las manos de su autor'.

Antonio Hormigo, ha destacado respecto a su proceso creativo que lo que hace es 'enfrentarse a la pieza de madera y seguir la veta que va encontrando'.